Desbloqueo emocional rápido

Este sitio WordPress.com es la bomba


Deja un comentario

Televisión México

Anuncios


Deja un comentario

El código de las emociones

A través del método que denominé “la codificación regresiva” pude comprobar la viabilidad y certeza del lenguaje o código específico de las emociones. Tal procedimiento se basa en la coordinación coherente del lenguaje conceptual. Con esto me refiero a la forma de superar las habituales desconexiones o contradicciones que solemos experimentar entre los diferentes aspectos de nuestra naturaleza humana. Para ello he venido haciendo uso de la asociación simbólica libre, natural en todo ser humano, como reflejo de la sensibilidad emocional y su representación subjetiva, es decir, el código de las emociones. A ello me refiero de forma específica y pormenorizada en el presente libro. Su operativa práctica ha demostrado ser muy efectiva en todos los casos en los que la he aplicado, desde 1987. Las personas tratadas por medio de este código confirman siempre una sensación de bienestar inmediata en cada sesión, descrita como “alivio y ligereza”. Esta experiencia se traduce después en una mejora constatable, en algunas ocasiones con verdadero asombro. Tal bienestar se refleja en las relaciones afectivas específicas tratadas, que pueden guardar relación con terceros o con la misma persona, es decir, con su autoestima y potenciación de habilidades sociales previas.

CODIGO EMO

Lo puedes adquirir aquí: http://www.edicionesobelisco.com/libro/2153/el-codigo-de-las-emociones

 


Deja un comentario

Síndrome de Otelo

Los celos son una terrible enfermedad que comienza en la íntima inseguridad de cada persona. Se conoce como el “síndrome de Otelo”. Paradójicamente tiende a destruir las relaciones que se supone se quieren proteger. Puede afectar por igual a hombres y mujeres. http://www.muyinteresante.es/…/preguntas-respuestas/ique-es…
http://www.bbc.com/…/noticias/2014/11/141111_salud_sindrome…

http://hipertextual.com/2015/05/sindrome-de-otelo

Conviene tratarlo cuanto antes, en los primeros síntomas, antes de que sea demasiado tarde y genere la propia destrucción, además de la ajena.