20 Actividades Para Desarrollar Habilidades Socioemocionales

La ESSA (Every Student Succeeds Act) reconoce que la educación socio-emocional es un factor importante para ayudar a los estudiantes a desarrollar habilidades cruciales para la vida que van más allá de lo académico.

La capacidad para comunicarse y tener empatía con los demás son virtudes y en este post hablaremos sobre algunas Actividades para Desarrollar Habilidades Socioemocionales que son de gran ayuda para los niños.

Aquí hay 20 maneras sencillas de apoyar el aprendizaje socio-emocional de sus estudiantes todos los días.

Comience el día con un registro

Hágase la meta de comenzar cada día con una conexión personal. No es necesario que sea un procedimiento largo o elaborado. Podría ser tan simple como dar un cálido saludo para dar la bienvenida a cada persona cuando llegue por la mañana.

Usar la hora de los cuentos para los momentos de enseñanza

La lectura en voz alta es la herramienta perfecta para explorar temas socio-emocionales con su clase. Tampoco son sólo para niños pequeños, hay montones de magníficos libros ilustrados con temas complejos y vocabulario que a los niños mayores les encantarán también.

Trabaja en equipo

Déle a los niños muchas oportunidades de trabajar con sus compañeros. Trabajar con un socio ayuda a los niños a aprender a cooperar y construye una comunidad en su clase. Alterne entre la asignación estratégica de asociaciones y permitir que los niños tomen sus propias decisiones.

Enséñeles cómo trabajar en grupo

Ser capaz de trabajar en un grupo es una habilidad importante en la vida. Los estudiantes aprenderán a negociar con otros, a desarrollar habilidades de liderazgo y a descubrir sus propias fortalezas para poder contribuir mejor al grupo.

Fomentar una cultura de la amabilidad

A principios de año, lean «¿Has llenado un cubo hoy?», es un cuenta que habla sobre palabras cordiales. Luego crea tu propio cubo para el salón de clases. Consigan un pequeño cubo de hojalata de una tienda de artesanías y corten piezas de 3 por 3 pulgadas de cartulina.

Los niños pueden escribir mensajes de bondad, aprecio y amor en las tarjetas durante toda la semana para llenar el cubo. Al final de cada semana, dediquen unos minutos a compartir estas notas de aliento para terminar la semana con una nota positiva.

Denles nuevas palabras que decir

Cuelguen una copia grande en la pared, o denles su propia versión más pequeña para sus diarios o planificadores.

Establezca un Lugar de Paz

Este espacio debe tener una atmósfera pacífica y puede incluir cómodas almohadas para sentarse, auriculares con supresión de ruido, una pecera, materiales para escribir un diario, imágenes tranquilizantes y/o libros sobre la paz. El lugar es para cuando los niños se sientan agitados.

Enseñe a sus hijos a manejar los conflictos con la mediación de sus compañeros

La mediación entre pares es un proceso de resolución de problemas que ayuda a los estudiantes involucrados en una disputa a reunirse en un entorno privado, seguro y confidencial para resolver problemas con la ayuda de un estudiante mediador.

Usar tablas de anclaje para enseñar habilidades socio-emocionales

Puedes crear tablas de anclaje con tu clase sobre muchos temas diferentes, desde «Ser dueño de tu aprendizaje» hasta «¿Cómo es el respeto?» y «Ser un solucionador de problemas».

Practica muchos juegos de rol

A veces tienes que ponerte en el lugar de otra persona para entender realmente una situación. Tomarse el tiempo necesario para representar situaciones difíciles o problemáticas que se presentan en su clase ayuda a los niños a desarrollar empatía y a comprender los sentimientos de los demás.

Por ejemplo, es una gran estrategia para usar cuando se habla de la intimidación.

Permita el tiempo de conversación

Déle a los niños muchas oportunidades, tanto estructuradas como no estructuradas, de hablar entre sí durante el día. Hacer rebotar las ideas de unos a otros o resolver problemas con un poco de dar y recibir ayudará a sus estudiantes a construir la comprensión y la confianza.

Cuando la clase se está desmoronando y se está volviendo inestable, tomar una pausa de cinco minutos para charlar es una buena manera de pulsar el botón de reinicio.

Juega para construir una comunidad

Los juegos de aprendizaje cooperativo pueden promover las habilidades sociales y de relación. Hay un montón de recursos ahí fuera para actividades para jugar en tu clase.

Hazte amigo de una clase mayor o menor

Tener una conexión especial con otra clase es una gran manera de construir relaciones positivas y continuas en tu comunidad escolar. Los niños siempre se sorprenden de lo fácil que es encontrar puntos en común con estudiantes más jóvenes o mayores. Los niños grandes se sienten importantes y los pequeños se sienten especiales.

Construir una comunidad con equipos

Considere una disposición alternativa de los asientos que permita a los niños sentarse en equipo. Deje que cada equipo cree un nombre, un lema y una bandera originales. Esto es una gran manera de que los estudiantes sientan que pertenecen a un grupo, y fomenta la colaboración y la cooperación. Cambien de equipo cada 6 a 12 semanas.

Enséñales a monitorear su propio progreso

Haga que el establecimiento de metas personales (académicas, emocionales, sociales, etc.) sea una actividad regular con sus estudiantes. Esto fortalecerá sus habilidades intrapersonales y les dará la propiedad de su propio aprendizaje

Organizar reuniones de clase

Revise con frecuencia para celebrar lo que está funcionando y abordar las cosas que necesitan ser ajustadas dentro de su comunidad de clase. Déle a todos sus estudiantes una voz y un voto para que se apropien de su entorno.

Haga espacio para la escritura reflexiva

Déle a su estudiante tiempo para escribir en un diario y para escribir libremente. Ponga música tranquila. Baje las luces. Haga que el tiempo de escritura sea un descanso tranquilo y relajante que sus estudiantes esperen con ansias. Para los principiantes obstinados, puede proporcionar un menú de indicaciones opcionales.

Fomente la expresión a través del arte

A veces los estudiantes piensan y sienten cosas que no pueden expresar con palabras. El arte es una gran herramienta que les permite explorar los temas desde una perspectiva diferente.

Esboza tus pensamientos y sentimientos como una actividad de preescritura. Crear un cuadro como una interpretación de una pieza de música o poesía.

Asignar proyectos de entrevistas

Haga que sus estudiantes se entrevisten entre sí a lo largo del año sobre temas como los antecedentes culturales, las tradiciones familiares o las opiniones sobre un acontecimiento actual. Realizar una entrevista formal es diferente a una conversación casual y enseña habilidades como la escucha enfocada y la conversación.

Ponlos a trabajar

Los trabajos en el aula enseñan responsabilidad y dan a los niños la propiedad de su aula. El orgullo por un trabajo bien hecho es un gran constructor de confianza.

Deja un comentario